Tiroteo en Las Vegas deja 50 muertos y al menos 400 personas heridas

Un tiroteo en un concierto al aire libre en Las Vegas, el peor en la historia reciente de Estados Unidos, dejó al menos 50 muertos y unos 400 heridos.

Según se informó, un hombre armado, identificado como Stephen Paddock, de 64 años, comenzó a disparar el domingo en la noche desde el 32º piso del Hotel Mandalay Bay contra los asistentes al concierto de música country.

La policía informó que el sospechoso, un residente local, fue “abatido” por oficiales.

El alguacil Joe Lombardo dijo que la policía cree que se trata de un ataque del tipo “lobo solitario”, pero confirmó que están tratando de localizar una mujer identificada como Marilou Danely.

El tiroteo ocurrió a alrededor de las 22:30 hora local (05:30 GMT). La policía dijo que el balance de víctimas era preliminar. Una portavoz de un hospital en Las Vegas indicó previamente que 14 de los heridos están en condición crítica.

Videos en las redes sociales muestran a cientos de personas huyendo del lugar, y se puede oír un prolongado intercambio de fuego de armas automáticas. Los testigos afirman que escucharon cientos de tiros.

Hubo informes de otros incidentes en distintos sitios de la sección conocida como The Strip, una de las avenidas más emblemáticas de la ciudad donde están los grandes casinos y hoteles, pero la policía dijo que fueron falsos.

Varios hoteles en The Strip cercanos a la escena del tiroteo están clausurados y partes de la avenida principal de la ciudad fue acordonada por la policía. Se informó que muchas personas buscaron refugio en hoteles, restaurantes y en el Aeropuerto Internacional McCarran de Las Vegas.

Algunos vuelos de la terminal internacional fueron cancelados cuando se conoció la noticia del incidente. El festival de música country comenzó el viernes en varios hoteles de Las Vegas Strip.
El cantante Jason Aldean, quien fue retirado del escenario cuando comenzó el tiroteo, escribió en su cuenta de Instagram: “Esta noche fue más que horripilante”.

Nevada tiene una de las leyes sobre armas más laxas de Estados Unidos. Los usuarios pueden portar un arma y no tiene que estar registrados como propietarios de una. El estado no prohíbe los rifles de asalto, que son armas de fuego automáticas o semiautomáticas, y no hay límites para comprar munición.

 

 

  • Fte: BBC

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*