Cué, ilocalizable para notificarle sobre juicio en su contra

Oaxaca, Oax.- La Comisión Instructora de la Cámara de Diputados de Oaxaca, que mantiene un proceso de juicio contra el exgobernador Gabino Cué por el presunto desvío de 10 mil millones de pesos, advierte que el proceso de búsqueda del exmandatario está detenido porque se encuentra en calidad de ilocalizable.

 

La presidenta de la Comisión Instructora del Congreso del Estado dio a conocer que, mientras no haya forma de localizar al exgobernador para notificarle y darle el derecho de audiencia a las acusaciones que existen en su contra, el proceso integrado se encuentra detenido.

 

El pasado 3 de mayo el Pleno de la 63 Legislatura local acordó el inicio de un juicio de procedencia contra el exgobernador emergido del triunfo de la alianza PAN – PRD – PT, para que aclare el presunto desfalco de 10 mil millones de pesos cometidos durante su administración.

 

Según la Oficia Mayor de la 63 Legislatura, el domicilio del exgobernador Gabino Cué registrado ante el Instituto Nacional Electoral (INE) no está actualizado, lo que ha limitado la entrega de la notificación legal donde le exigen comparecer.

 

“La notificación llegó a su domicilio ubicado en la colonia Reforma, en la zona norte de Oaxaca, pero el documento fue rechazado por su cónyuge Mané Sánchez, quien argumentó haberse divorciado del indiciado”, dijo.

95 órdenes de aprehensión por anomalías en régimen de Cué

De acuerdo con el secretario de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, José Ángel Díaz Navarro, hay 95 órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar por diversas irregularidades que se detectaron durante la administración de Gabino Cué.

 

Dijo que hasta el momento hay cinco exservidores públicos encarcelados bajo proceso, entre ellos, los exsecretarios de Finanzas, Enrique Arnaud Viñas y Gerardo Cajiga, así como el extitular de Sevitra, Carlos Moreno Alcántara.

 

El titular de la Contraloría señaló que están pendientes de ejecutar 95 órdenes de aprehensión que están en poder de la Fiscalía General del Estado por el presunto quebranto financiero de más de 13 mil 500 millones de pesos.

 

Detalló que de las 500 auditorías practicadas, se han solventado por parte del gobierno de Gabino Cué 2 mil 300 millones de 15 mil 800 millones de pesos bajo observaciones de la Auditoría Superior del Estado, de la Federación y de la propia Contraloría.

 

El contralor indicó que se avanza en el proceso de recuperación del dinero hurtado por los exfuncionarios, y para ello se ha hecho uso de tecnología contable y financiera, donde no descartó la vía judicial para la incautación de bienes. Dijo que este camino podría ser largo, ya que la actuación de las instituciones tendrá que ser conforme a derecho.

 

Con relación a las investigaciones contra el exgobernador Gabino Cué, el contralor se negó a aportar indicios con respecto a las auditorías que siguen en proceso, rechazando que haya una “cacería de brujas” o connotaciones políticas en la actuación de la Contraloría que –aseguró– trabaja en este caso de forma sigilosa, ordenada y contundente.

 

“No se trata de un ajuste de cuentas, sino de justicia para dejar precedente que en Oaxaca no se tolerará la corrupción, ni el pasado, ni en el presente”, dijo.

 

Por último, advirtió a los funcionarios del actual gobierno estatal que no se eximan de culpa por adelantando, porque “quien se equivoque será sancionado penal y administrativamente”, puntualizó.

 

 

  • fuente: Diario Marca

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*