Exjefe de CNTE golpeador y que cobraba sueldo sin dar clases va para diputado

Exlíder de la Sección 22 contiende por el Distrito 4 de Oaxaca; en 2017 se embolsó $287 mil sin estar frente a grupo; en 2012 fue denunciado por allanamiento, amenazas y lesiones

Protagonista de cierres carreteros, tomas de edificios públicos, plantones y marchas, el exdirigente de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) Azael Santiago Chepi es candidato de Morena a una diputación federal por el distrito 4 con cabecera en Tlacolula de Matamoros, Oaxaca, y sin estar frente a grupo cobró más de 287 mil pesos durante 2017, de acuerdo con el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (Fone).

En los cuatro años que estuvo al frente del magisterio disidente, 2008 a 2012, este profesor de telesecundaria llamó a paros de labores que dejaron sin clases durante 71 días a los niños y jóvenes de las ocho regiones de ese estado.

El candidato de Andrés Manuel López Obrador, abanderado presidencial de la coalición Morena-PES-PT, cuenta con el número de plaza 078779E2781300203639 asignado al Centro Regional de Capacitación y Mejoramiento Profesional del Magisterio, que según el portal Mejora tu Escuela, del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), no cuenta ni con personal, ni alumnos.

En 2016, Santiago Chepi y su sucesor en la Sección 22, Rubén Núñez, fueron acusados de haber legalizado los moches a empresas proveedoras de crédito a maestros, al grado de incluirlos en las cláusulas de sus convenios.

Esto originó que se abriera una averiguación previa en la Procuraduría General de la República (PGR) con el folio UEAF/24/2016.

De acuerdo con las indagaciones, el convenio suscrito entre Santiago Chepi y la empresa Tratados y Equipos (ETESA), señalaba en su sexta cláusula que la empresa “se compromete a apoyar a la CNTE Sección 22 con la aportación en efectivo de tres y medio por ciento quincenal calculado sobre la cobranza de la quincena respectiva”.

Según la PGR, la mayor parte del dinero que llegaba a las arcas de la Coordinadora tenía un origen ilegal, en principio, porque un sindicato, por su naturaleza de derecho social, está impedido para realizar actividades comerciales con fines de lucro.

Pero, además, los recursos que recibía no fueron declarados ante la Secretaría de Hacienda, lo que implica la posible comisión del delito de defraudación fiscal, argumentó la Procuraduría.

Este ilícito llevó a prisión a Núñez en junio de 2016; sin embargo, Santiago Chepi nunca pisó la cárcel a pesar de tener una orden de aprehensión en su contra, al igual que otros 64 integrantes de la Coordinadora, por haber encabezado tomas violentas de edificios públicos y bloqueos carreteros.

Juan “N”, un integrante de la Sección 22, señaló que este docente recibió protección de la administración del exgobernador Gabino Cué, por lo que nunca fue arrestado por los desmanes que encabezó. Santiago Chepi en 2015 también compitió por una diputación federal por Morena, la cual perdió.

“Para nadie es un secreto que durante el gobierno de Cué, Santiago Chepi gozó del respaldo y la protección de Cué, ya que fue uno de los que le acercaron votos para que ganara la gubernatura de Oaxaca. De hecho, el maestro amenazaba constantemente de que habría insurrección si se cometía fraude”, explicó.

El maestro de educación básica agregó: “la candidatura de Santiago Chepi es producto de este jugueteo político y saben hacerlo muy bien los de la CNTE a través de la presión y del chantaje. Obviamente en el mejor e idóneo partido donde caben ese tipo de personajes es Morena, ya que abiertamente a denostado a las instituciones.

“Es una pena que se premie y se dé el ejemplo a toda la juventud de que a través de liderar grupos de presión y de chantaje que no hacen más que destruir físicamente todo lo que tiene que ver con el patrimonio de la sociedad oaxaqueña, se premie a ese tipo de actores con espacios en la vida política del país”, expresó el maestro.

Aureoles denuncia desvíos para magisterio

Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, aseguró ayer que recursos destinados al Seguro Popular de la entidad se han utilizado para pagar la nómina del magisterio.

“En los últimos años, el dinero del Seguro Popular fue para pagar la nómina y no de Salud, sino nómina de maestros, ése fue el destino del dinero”, dijo el mandatario estatal.

Antonio Chemor, comisionado Nacional de Protección Social en Salud, dijo que se han interpuesto 23 denuncias por desvío de recursos, pero no sólo en Michoacán, sino también en otras seis entidades debido a que recursos de salud han sido utilizados para pagarle a los docentes.

Esta entidad, de acuerdo con Mexicanos Primero, cuenta con alrededor de 47 mil 476 docentes que laboran en 10 mil 445 escuelas de educación básica. La nómina magisterial de este estado asciende a un aproximado de mil 24 millones 801 mil pesos.

 

 

  • fuente: La Razón / Con información de María Cabadas

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*