Muere niña por hepatitis fulminante en Oaxaca

 

Hospital de Cuicatlán; aunque los dos casos registrados han sido atendidos en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña.

Una niña de dos años con un cuadro de hepatitis fulminante autoinmune (HAI) falleció el pasado 6 de marzo en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña, doctor Guillermo Zárate Mijangos y apenas el miércoles se registró un nuevo ingreso de una segunda menor de tres años con un cuadro similar. Aunque las autoridades no confirmaron consanguineidad entre ambas, la familia de cada una vive en un mismo barrio del municipio de San Juan Bautista Cuitatlán, en la Cañada oaxaqueña.

La directora del nosocomio, Rocío Arias Cruz, detalló que a través de una biopsia hepática que se envió para su análisis a un laboratorio del vecino estado de Puebla, se descartó un proceso infeccioso en el cuadro de hepatitis que propició que el pasado 27 de febrero Daniela “N” ingresara al área de urgencias.

“No entra dentro de los cuadros de hepatitis a, ni b, c, d o e, porque son procesos virales y no hubo infección, sino un daño progresivo al hígado que no se pudo detener, se hubiera salvado con una donación de hígado, pero terapéuticamente no hay manera de sustituir la función de ese órgano cuando su evolución es rápida”, detalló.

En estado grave

Inicialmente, en febrero pasado la menor Daniela ingresó al Hospital General “Dr. Alberto Vargas Merino” en Cuicaltlán, donde le aplicaron una prueba de hepatitis tipo a que resultó negativa, la misma que le realizaron en el Hospital de la Niñez, a donde llegó “con alteraciones neurológicas”.

El hígado de Daniela “llegó sin funcionar, dejó de eliminar o metabolizar sustancias toxicas que se van a la sangre y empezó a afectar otros órganos como el cerebro, el riñón y en sí todo el cuerpo por una insuficiencia hepática fulminante”.

En un período de 15 días una segunda niña de tres años de edad con un cuadro de hepatitis, Danae “N”, fue canalizada al de la Niñez del hospital general de Cuicatlán, donde las pruebas de hepatitis tipo A también fueron negativas.

“La otra niña (Daniela) ya venía con alteraciones neurológicas, (Danae) está estable, tiene los marcadores de laboratorio que corresponden al hígado incrementados, aunque no tiene más síntomas que estar amarilla, se mantiene estable”, puntualizó Arias Cruz.

Por confirmar tipo de hepatitis

Detalló que por el momento “no tiene tratamiento, estamos en el abordaje diagnóstico, se van a pedir otras causas infecciosas, antes de buscar causas inmunológicas y al final, si el daño continúa, hacerle una biopsia hepática, esperar a que haya una remisión del cuadro para buscar causas y tratar de darle el tratamiento”.

Se evitará “darle medicamentos o alimentos que fuercen al hígado y cause más daño”. Al cuestionarle la coincidencia de dos casos en menores que viven en una demarcación muy cercana, la directora del Hospital de la Niñez consideró la posibilidad de que se trate de hepatitis tipo E, cuya transmisión es vía fecal oral, es decir por comer alimentos contaminados, por lo que “vamos a mandar a hacer esa prueba porque podría ser un brote de hepatitis E”.

 

 

 

  • Fuente: NVI Noticias

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*