Partidos políticos en Oaxaca, en el descrédito y debilitados

Oaxaca, Oax.- La correlación de fuerzas políticas frente al nuevo gobierno de corte priista de Alejandro Murat Hinojosa, tiene otra composición al sexenio que dejó el tristemente célebre Gabino Cué Monteagudo, quien llegó en el 2010, bajo las siglas del PRD-PAN-PT-MC. Hoy todos los partidos, sin excepción, gozan de un descrédito por sus disputas internas y pérdida de credibilidad.

La amalgama político-electoral PAN-PRD-PT-MC, está pulverizada, sin el apoyo del experredista y aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Morena es la segunda fuerza política -según el resultado electoral- y de la que aún se espera juegue el papel de contrapeso al gobierno del priista Murat Hinojosa.

El PRD en Oaxaca es un partido en crisis, mermado por sus propias disputas internas, hoy bajo el control de Raymundo Carmona Laredo, quien en los tribunales y órganos internos perredistas, le ganó a Amador Jara Cruz.

La agonía del Sol Azteca se refleja en la LXIII Legislatura local con Carol Antonio Altamirano, quien lleva la encomienda de representar los intereses de Cué Monteagudo y Jorge Castillo Díaz, así como el ex candidato, José Antonio Estefan Garfias.

El PAN, tras el 5 de junio, cayó a la quinta fuerza política y tras unas atropelladas elecciones internas para el cambio de su dirigencia, Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, obtuvo el triunfo en tribunales.

El PT, bajo la tutela del senador Benjamín Robles Montoya, es uno de los partidos políticos minoritarios. El ex candidato a gobernador, literalmente se apoderó de ese instituto político y desde ahí busca postular a su esposa, Maribel Martínez, a un cargo de elección popular en el 2018.

En el Congreso de Oaxaca, con la salida de Jesús Romero López, para sumarse a las filas de Morena, se ha visto mermado y perdió fuerza.

El PRI, en Oaxaca, nunca ha dejado de ser la primera fuerza política. En el 2010 dejó de ser gobierno por la fragmentación de sus grupos, el apoyo de ex gobernadores como José Murat Casab a Cué Monteagudo, así como el ex dirigente del PRI Jorge Franco Vargas.

Hoy es la primera fuerza política y volvió al gobierno con la dinastía Murat Hinojosa. el actual dirigente, Germán Espinosa Santibáñez, busca llevar a buen puerto a ese instituto político en el 2018, pero tiene sobre si, las estructuras afines al ex dirigente y ex secretario general, Alejandro Avilés Álvarez.

El PES, MC, PVEM y Nueva Alianza, simplemente son partidos rémoras y membretes que nada aportan a la vida política y social de Oaxaca, solo beneficios grupales y personales de quienes los ostentan.

El Partido Unidad Popular, tras su fragmentación con el MULT, tiene presencia en comunidades de la región Triqui y Valle Central.

 

 

 

  • Con información de Jaime Guerrero

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*